Buscar
  • María Luisa Braña

Overtourism o Turismo Sostenible

Una visión rentable que deja un buen legado

María Luisa Braña

Mayo 2021

Sobredensificación Turística refiere al fenómeno que registra un flujo excesivo de turistas en un destino en relación con el espacio y los servicios disponibles. Este fenómeno no produce efectos positivos en el entorno natural, cultural y económico de ese destino anfitrión, y puede tener un efecto multiplicador en todos los actores del sector.

Este fenómeno se diferencia de los Destinos Turísticos Sostenibles, que gestionan de manera eficiente y provechosa los volúmenes de turistas para que generen beneficios actuales y dejen un buen legado en el patrimonio sociocultural, ambiental y económico de las comunidades anfitrionas.

El fenómeno de la Sobredensificación Turística o el exceso de turistas que visitan un determinado destino, se produce en lugares que se ponen “de moda”, se presentan como “imperdibles” o “los clásicos”, por una cuestión de estacionalidad (centros de ski, playas etc.) o porque se organizan eventos masivos puntuales, como es el caso de Recitales, Ferias, Congresos, Eventos Deportivos, etc. De esta manera, la sobredensificación de un destino y sus efectos, puede registrarse de manera continua, temporal o puntual por un Evento específico.



Sin una Gestión Sostenible del Turismo en estos destinos, se comienza a evidenciar un deterioro del entorno natural, cultural y económico del lugar. Para lograr un crecimiento provechoso del Turismo es necesario pensar en un desarrollo sostenido y sostenible. El desarrollo sostenido, que lleva a la sobredensificación de un destino, ya no puede considerarse como una fórmula rentable de éxito para la industria.

¿Qué es Gestionar de manera sostenible un destino turístico?

La Gestión Sostenible implica tener en cuenta los 3 pilares de la sostenibilidad:

Cuidado del medioambiente

Protección del patrimonio cultural

Fortalecimiento de las economías regionales.


La Gestión Sostenible de los destinos turísticos es inclusiva, responsable e incorpora modalidades de consumo y producción sostenibles. Además, fomenta la participación de todos los actores involucrados para optimizar beneficios económicos respetando las particularidades del patrimonio social y natural del entorno en cuestión.

Las gestiones sostenibles logran una articulación virtuosa entre el turista, el entorno natural que se visita, los habitantes locales y la economía regional.

La Gestión Sostenible pone en el foco de su atención al Turista Responsable como principal consumidor. El Turista Responsable es el que tiene hábitos de consumo sostenibles, y con un papel más activo en la toma de decisiones para optar por un turismo más experiencial. Un Turista Responsable consume Productos Turísticos Sostenibles de calidad y busca experiencias auténticas, educativas y en contacto con la comunidad anfitriona.

La Gestión Sostenible del Turismo contribuye con la Agenda 2030. En las metas de los ODS 8, 12 y 14 se encuentran contenidos los valores de sostenibilidad que deben ser prioritarios para desarrollar un Turismo Sostenible que “cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales” en todos los destinos (ODS 8 y 12).


¿Cómo revertir el impacto de la Sobredensificación sin perder rentabilidad?

Ser Sostenible es ser rentable.

Hablar de Turismo Sostenible no significa dejar de lado las comodidades, el consumo ni los beneficios económicos. Una Gestión Sostenible del Turismo maximiza la rentabilidad porque procura dejar un buen legado en el entorno cultural y natural.

Ser Sostenible es ser rentable, porque efectiviza el uso de los recursos, atrae Turistas Responsables como clientes y fideliza clientes que quieren orientarse hacia la sostenibilidad. Ser sostenible es ser rentable porque ahorramos recursos, ganamos clientes y prolongamos el éxito de la industria dejando un buen legado. Ser sostenible es ser rentable porque el crecimiento es sostenido y sostenible.


Incorporar y aplicar estrategias y herramientas adecuadas es la clave para vincular competitividad, rentabilidad y sostenibilidad. Una gestión sostenible de las actividades turísticas permite reducir costos, atraer nuevos clientes y construir un buen legado a futuro.

La sostenibilidad es un valor ético y rentable.

No se trata de vender menos ni de ganar menos. No se trata de dejar de consumir o de crecer, sino de adoptar Buenas Prácticas que den valor a las actividades turísticas y generen un desarrollo sostenido y sostenible. La clave es reflexionar sobre el significado del “éxito” de las actividades turísticas.

No se trata de saturar un destino o una actividad hasta exprimirla y extinguirla, sino de efectivizar sus recursos, beneficiar su entorno natural, cultural y económico para dejar un buen legado y promover un desarrollo a futuro. Se trata también de reactivar otros destinos, de poner en valor sus atractivos y gestionarlo de manera sostenible.

No se trata, como turistas, de perder confort o calidad de servicio. No se trata de elegir solo destinos ecológicos o culturales. Puedo elegir un tour de compras si lo organizo reflexionando sobre la sostenibilidad, esto es, con hábitos responsables de consumo: llevo mi bolsa, reduzco desperdicios, compro a productores locales, promuevo las economías regionales, elijo gastronomía tradicional, respeto las costumbres de los comerciantes, etc.

El desafío es articular rentabilidad, buenas experiencias y sostenibilidad.

Una actividad turística sostenible conecta al turista con el anfitrión, al cliente con el operador, al entorno natural y cultural con el factor económico. Ser sostenible es ser empático, motivador y líder. Empático para conectar con el otro, con el entorno y con la rentabilidad. Motivador para comunicar de manera efectiva las Buenas Prácticas del Turismo Responsable. Y Líder para llevar el mensaje a todos y contagiarlo.

Desarrollar un Turismo Sostenible Competitivo implica mirar de manera integral los recursos, las políticas, las acciones, la infraestructura y los actores del sector. De esta manera, una actividad turística sostenible es eficaz, competitiva, rentable y con más oportunidades de perdurar y lograr una conexión más fiel con todos los involucrados.

Este es el Turismo que ya está en marcha, un Turismo Sostenible que promueve valores, prioriza buenas experiencias, celebra Buenas Prácticas y es visiblemente rentable. Así vamos a poder ser parte de la solución!!

Y esto es una buena noticia que hay que celebrar!


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo