Buscar
  • María Luisa Braña

Reactivar el Turismo desde la Sostenibilidad

Martínez, 17 Agosto 2020

María Luisa Braña


La reactivación de las actividades turísticas desde la sostenibilidad comprenden un primer momento inmediato y un momento más procesual a largo plazo. Un momento dedicado a implementar protocolos de bioseguridad y estrategias restauradoras, y un momento a largo plazo de consolidación del desarrollo sostenible, responsable y resiliente. Las acciones desarrolladas en cada momento contribuyen con los ODS de la Agenda 2030.


La Sostenibilidad en el Turismo implica una forma de gestión, una mirada sobre la forma de hacer de las actividades turísticas.

El turismo urbano, el turismo cultural, el turismo rural, el turismo de aventura, el turismo de entretenimiento, todos pueden realizar acciones para orientar los productos y servicios hacia la sostenibilidad. La sostenibilidad no sólo se desarrolla en el turismo de naturaleza, el Turismo Sostenible no es un nicho de ventas sino una hoja de ruta, una forma de accionar teniendo en cuenta los 3 pilares pilares de la sostenibilidad: el cuidado del medioambiente, la protección de la cultura y el fortalecimiento de la economía en todos los destinos turísticos.

Pongamos un ejemplo, un circuito urbano guiado por un guía local desarrolla los 3 pilares de la sostenibilidad: cuando el guía muestra a los turistas su patrimonio cultural protege la cultura, al evitar que el grupo de turistas deje basura en el recorrido cuida el medioambiente, y cuando el guía de turismo los conduce por los comercios barriales para que los turistas disfruten de la gastronomía tradicional, está fortaleciendo la economía del lugar.

Estas acciones contribuyen con el ODS 8, 12 y 13 de la Agenda 2030.


Teniendo en cuenta estas consideraciones, analicemos la reactivación sostenible de las actividades turísticas en 2 momentos:


Un primer momento inmediato, el momento más urgente para reactivar el turismo que involucra los protocolos de bioseguridad establecidos por las autoridades sanitarias, que tienen como objetivo resguardar la salud y bienestar de trabajadores del sector y de los turistas.

Es un momento urgente y coyuntural que debe ser resuelto en el corto plazo. Para este momento hay que tener en cuenta algunas particularidades a la hora de implementar los protocolos según los diferentes sectores de las actividades turísticas y también es necesario encontrar una estrategia de comunicación efectiva tanto para los trabajadores como para los turistas.


En esta etapa, y probablemente hasta el momento de la llegada de la vacuna, es necesario activar alertas sobre nuevas formas de pensar, sobre nuevos hábitos de consumo y costumbres nuevas. El uso de tapabocas es un elemento que participa en este nuevo escenario, el turista debe planificar sus viajes incorporando tapabocas en la valija y los prestadores de servicios turísticos deben incluirlos en sus protocolos. Esos tapabocas deben ser reutilizables para cuidar el medioambiente, para que el turista no deje basura en el destino y la actividad turística comercial de los prestadores no genere basura con los barbijos desechables. Esa basura se va al océano afectando la vida submarina, genera gases de efecto invernadero impactando sobre el cambio climático, etc. Esta Buena Práctica contribuye con el ODS 12 y 13 de la Agenda 2030.



El plástico de un solo uso también es un tema a considerar en los protocolos de bioseguridad. Durante muchos años habíamos recorrido un camino alentador hacia la eliminación del plástico descartable, pero ahora nos vemos en la encrucijada de tener que resolver de forma efectiva los protocolos, la seguridad, la confianza del cliente, la higiene, la practicidad, la economía y además ser amables con el medioambiente. Es una ardua tarea, pero ya existen alternativas comprometidas y efectivas que se pueden considerar.


El turismo de cercanía contribuye con el desarrollo sostenible del turismo. Realizar estrategias de comunicación y motivar a los turistas a planificar sus viajes por su provincia, su municipio, su región, es una Buenas Práctica rentable que genera beneficios desde los 3 pilares de la sostenibilidad, es decir, promueve nuestro patrimonio cultural, natural y fortalece nuestra economía. El turista que elija destinos de cercanía, va a trasladarse, en su mayoría, en auto, por lo que es importante, promover las caminatas o paseos en bici, en cuanto lleguen a destino para reducir la huella de carbono.




Existen una gran cantidad de Buenas Prácticas a considerar en este momento coyuntural de inmediatez, que pueden reactivar el turismo desde la sostenibilidad, de manera rentable y resiliente, protegiendo al planeta y la gente, pero la que me parece más importante es la de fortalecer los vínculos entre el turista y el anfitrión. Es fundamental pensar en el otro, por un lado, en el turista que llega a mi lugar de trabajo buscando seguridad y por el otro, siendo empático con el anfitrión que nos espera con la necesidad de reactivar su negocio, que dedicó mucho tiempo y dinero en poner a punto los protocolos de bioseguridad. El rol de las agencias de viaje y los operadores mayoristas es muy importante en esta etapa, para generar confianza, para recomendar los mejores productos y garantizar una postventa sólida frente a cualquier contingencia.


Planear e implementar protocolos de bioseguridad, plantear nuevos hábitos de consumo, planificar viajes con reducción de emisiones y movilidad limpia, minimizar el uso del plástico, desarrollar campañas de concientización, son todas estrategias y desafíos que se nos presentan en esta difícil coyuntura experimentada por la crisis de la pandemia.


EL MOMENTO A LARGO PLAZO

Una vez superada la inmediatez de esta primera etapa, que al día de la fecha todavía es incierta, se avanzará hacia un momento más procesual y de largo plazo que permitirá afianzar la estrategia de sostenibilidad que orientará las actividades turísticas hacia un camino sólido y exitoso.

Reactivar el sector desde la sostenibilidad es la respuesta más resiliente y rentable que podemos adoptar porque desarrolla iniciativas que perdurarán en el tiempo, que van a dejar un buen legado y un modelo de acción sostenido y sostenible para un segundo momento de consolidación.

Los argumentos que plantean la sostenibilidad como respuesta al desarrollo de todos los aspectos de nuestra vida datan de la década del 60, consolidándose a finales de la década del 80 con el Informe Brundtland (Our Common Future 1987). Tantos años de exposición, implementación y medición de los argumentos evidencia que el camino hacia la Sostenibilidad es un proceso dinámico que nunca es perfecto, pero que nos permite ponernos en acción y adoptar estrategias con resultados visibles e inmediatos.



El camino hacia la sostenibilidad es constante y reparador, es rentable y resiliente. Es un camino que nunca llega a la perfección, pero que nos desafía a ponernos en acción y a superarnos. Es un camino que nos motiva a celebrar cada acción responsable, cada Buena Práctica de Turismo Responsable que contagia a los demás y que nos incluye a todos. Es un momento difícil pero tenemos la Agenda 2030 como lenguaje común, que nos guía por un buen camino de Reactivación del Turismo desde la Sostenibilidad.



79 vistas
LH BLOG.png

La Heroica Turismo Responsable

© Derechos Reservados - 2018

TRS VERTICAL FONDO TRANSP.png

info@laheroicaviajes.com.ar

Buenos Aires, Argentina